sábado, 9 de julio de 2016

"Tienes Que Hablar la Verdad Todo el Tiempo". Isha Judd.


Una de mis alumnas me preguntó esto y quería compartirlo con ustedes:

"Siento que si digo lo que pienso a las personas las puedo herir porque no todo el mundo está preparado para expresar lo que realmente le pasa o a escuchar lo que alguien le dice. ¿Qué me puedes decir al respecto?"

Tu tienes que hablar la verdad a todos todo el tiempo: a ti mismo, a otras personas con amor. No es que tengas tanto miedo de aquello que le pueda suceder al otro. ¿Qué sucede? Tu tienes miedo de que ellos te dejen de amar. Pero ¿sabes qué? Cuando hay separación especialmente en nuestras relaciones más intimas, cuando no estamos hablando nuestra verdad, ¿cuál es la consecuencia? El resentimiento. 

La separación se ve en tantas familias. Uno lo ve en tantos lugares de trabajo. La gente no dice lo que piensa, todo el mundo pone una sonrisa falsa, todo el mundo se pone la máscara, pero están todos quejándose el uno del otro detrás de la espalda. 

¿Sirve eso acaso? ¡No! Uno camina hacia sus miedos. Pero no para cambiar a la otra persona sino para poder liberarse uno mismo. Entonces tu puedes dejar ir tu propio resentimiento. Y en algún nivel, incluso la gente más densa, escucha. Porque cuando se trata del amor toca. Toca un punto y tal vez no les guste pero tres años después tal vez vengan y te digan: ese fue el mejor regalo que pude haber recibido porque me hizo darme una mirada a mí misma me hizo cambiar. Así que no subestimes tu poder de dar.

Dale a la gente, pregúntales cómo se sienten, pregúntales qué sucede, dales, dales desde el amor y si hay algo que te está separando habla tu verdad. Si no puedes hacer esto en tus relaciones más intimas con tu familia, con tus amigos, en el trabajo, con la gente que tienes alrededor todo el tiempo, entonces ¿qué calidad de vida estás teniendo? ¿Qué calidad de relaciones estás teniendo? Es como virtual, no es real, porque cuando no hay emoción, cuando no hay conexión no hay amor, y ¿qué es la relación sin amor? Tu tendrías que ir al trabajo amando a todos. Tendría que ser así, tendrías que ir a una reunión familiar amando a todos, tendría que haber amor en todo.

Así que pregúntate: ¿por qué no está habiendo amor?. Ah, porque yo no estoy hablando la verdad, ah porque yo tengo resentimiento, ah, porque yo soy celosa, o lo que sea y sana eso. Sana y suelta.
 
Isha Judd.