jueves, 21 de agosto de 2014

"Piedra Con Mensaje del Tarot". Por Claudia Campos Canifrú.

 Escoge una piedra, la que más te guste. 
No importa si no sabes el nombre. 
Escucha tu corazón solamente. 
Debajo de cada carta está el significado de cada piedra. 
★ Tómenlo como un consejo de su intuición ★


Para quien escogió la primera: 
Es hora de preguntarte qué te haría feliz, y luego dar la bienvenida a las oportunidades 
que se te dan para cumplirlo. 
Tienes que conectarte con tu intuición,
así como el gato lo hace con su nariz, y seguir ese camino con Amor. 
Consejo: abre tus ojos a la belleza.



Para quien escogió la del centro: 
Es hora de encontrar ese lugar de armonía interior 
que te permite moverte con aplomo y gracia ante cualquier desafío. 
Si crees que estás perdiendo el equilibrio, analiza y evalúa 
que te falta para encontrarlo. 
Busca tranquilidad espiritual. 
Consejo: Sigue moviéndote de esa manera tan hermosa entre las mareas, 
confiando en tu interior.


Para quien escogió la última piedra: 
Puede que las respuestas no las encuentres de inmediato, ya que a veces la vida 
es como la luna; nos da mucha luz o un poco de ella, 
y se necesita tiempo para que todo sea revelado. 
Es importante que escuches lo que tu corazón te dice, 
porque las cosas a veces no son tal como se muestran. 
Consejo: Paciencia y aprende a mirar con tu ojo interno.


Claudia Campos Canifrú.
Tarotista.
Santiago de Chile. 

"Relacionándonos a Través de Nuestros Vacíos".


El karma se refiere a los aprendizajes que tenemos que realizar 
como seres humanos, a través del dolor.

El karma se desarrolla cuando nuestra vida se manifiesta en el plano de la tercera dimensión y nuestra consciencia no permite un desarrollo más elevado.

El karma habita en un terreno propicio: La adicción al sufrimiento (sentirnos víctimas). Algunas de las circunstancias que viven las parejas karmáticas tienen relación con la violencia física o psicológica, los triángulos amorosos, abusos de poder o relaciones de víctima/victimario. Estas relaciones están destinadas a crecer y evolucionar a través de muchas heridas y sufrimiento que posteriormente tendrán que sanar antes de tocar la Luz. 

Una parte es el espejo del otro.

Una relación karmática, refleja más que nada nuestra relación con nosotros mismos, para poder liberarla, antes tenemos que transformar el concepto que tenemos de nosotros mismos y crear amor hacia nosotros, para que de esa forma, pueda crearse una relación que pueda reflejarnos una mejor imagen de nuestra relación.

Una pareja karmática se relaciona a través de sus vacíos, buscando nutrirse de la energía del otro. Cuando creamos relaciones partiendo de nuestros vacíos, lo hacemos carentes de energía propia, no tenemos nada que compartir, pues nada tenemos internamente, de esa manera, solo surge el egoísmo, pues para llenar nuestros vacíos responsabilizamos a nuestra pareja de nuestro bienestar, nuestra felicidad y hasta de nuestro sustento, delegando en ella, la responsabilidad que nos corresponde, le exigimos a otra persona, lo que no nos atrevemos a darnos a nosotros mismos.

Cuando nos manifestamos a través del egoísmo, entonces nos estamos nutriendo de los demás, cada “si” de nuestra pareja, nos nutrirá de energía y cada “no” nos desvitalizará, partiendo de este esquema, surgirá entonces la necesidad de controlar buscando que solo se haga lo que queremos y con esto sentirnos bien, nulificando con esto, la naturaleza y verdadera esencia de las personas que nos acompañan, nulificando su identidad y viceversa, pues en la medida en que atamos nos atan y en la medida en que nos nutrimos de otros, se nutren de nosotros, de esta forma, creamos ataduras tan grandes y vacíos tan dolorosos, que resulta difícil avanzar.

El amor, en la vieja energía, se manifiesta únicamente a través de sentimientos y emociones, siendo esta forma totalmente limitada, pues los sentimientos y emociones varían siempre. Así como la alegría y la tristeza no permanecen en nosotros siempre, de igual forma, el sentimiento del amor, no puede permanecer con nosotros por un tiempo prolongado. Los sentimientos cambian continuamente y desde este punto, es frágil fundamentar el amor.

El amor basado en sentimientos y emociones, no es un amor de compromiso y responsabilidad, es un amor de dependencia y control, un amor que condiciona todo y juzga lo que no responde a sus expectativas.

El amor en la nueva vibración se manifiesta a través de la UNIÓN DE ENTEROS dispuestos a COMPARTIR. Busca la unión de complementos “El otro sabe, lo que yo no sé” por lo tanto, no se busca controlar ni cambiar a la persona, sino respetar su identidad y forma de expresión, pues de ambas diferencias, surge la Unidad.

Extraído del Curso: El Amor y las Almas Gemelas 

Harumi Puertos
Especialista en Terapias Alternativas, Cambios Planetarios
y Facilitadora en el Crecimiento Espiritual.


───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────


───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────

miércoles, 20 de agosto de 2014

"Puntos de Energía y Los Sellos Mayas"


26 Cierres de Seguridad
Te presento 26 cierres de seguridad de nuestro cuerpo repartidos por igual 
a ambos lados. Podrás acudir a ellos cuantas veces desees para armonizarte, 
encontrar paz, o simplemente para sentirte bien, qué no es poco.

Estos cierres se relacionan con nuestras emociones, y nuestras emociones con nuestros órganos y esto con nuestra salud. Cuándo un cierre o llave de seguridad se cierra deja de verter su abundancia en nuestra fuente vital, entonces comenzamos a sentir que algo anda mal. Es nuestro primer llamado de atención, un aviso qué hay algo que debemos dejar de hacer: preocupación, tristeza, miedo, cólera o ira, pretensión, una de estas actitudes te están desarmonizando.

Los puntos de energía y los sellos mayas
El universo consta de energía.
Es energía impersonal, procediendo de una fuente primordial, que los Mayas llaman Hunab Ku. Todo vibra y está relacionado con una Totalidad más grande. Por lo general el movimiento transcurre de una manera bien ordenada.
Los electrones giran alrededor de un núcleo, la tierra y la luna dan vuelta alrededor del sol, y las estrellas y los planetas están organizados de manera dinámica en el cosmos.
El cuerpo humano es también un ejemplo de tal sistema de energía milagrosa que es influenciado por fuerzas más grandes.

A través del tiempo las fuerzas impersonales nos influencian, y tienen un efecto personal. Por ejemplo, el Tzolkin describe estas influencias como un ciclo de combinaciones de 20 sellos solares con 13 tonos.

Jin Shin Jyutsu describe 26 puntos de energía en el cuerpo. Se encuentran tanto en el lado derecho del cuerpo como en el lado izquierdo.

Armonizamos la energía de la vida cuando dirigimos nuestra atención hacia estos puntos.
Joos describe en su libro “Jugando con la Fuerza de la Vida" (LibrosenRed, 2007) su experiencia al abrir estos puntos. Ella confirma que la naturaleza de la energía en diferentes lugares del cuerpo coincide con las diferentes cualidades de la energía creativa de los sellos solares del Tzolkin. Además resulta que encontramos el lado negativo del sello cuando un punto de energía está bloqueado.

Punto 1:
Lado interior de las rodillas.

Imix - Dragón rojo - el principio creador.
Confiamos cuando el punto está abierto.
Cuando el punto de energía está bloqueado tendemos hacia inflexibilidad y el miedo a ser rechazados.

Punto 2:
Lado superior del hueso iliaco.

Ik - Viento blanco - Inspiración primordial, comunicación.
Nos sentimos apartados de la energía etérea cuando el punto de energía está bloqueado. En tal caso nos inclinamos hacia la indecisión.

Punto 3:
Lado superior/interior de los omoplatos.
Akbal - Noche azul - Encarnación

Podemos sentir allí la importancia de vivir nuestra unicidad, la propia encarnación.
Y podemos sentirnos perdidos si en este lugar la energía está bloqueada, si no confiamos nuestra voz interna.

Punto 4:
Lado inferior del cráneo.

Kan - Semilla amarilla - Puente entre la materia y lo invisible.
El lugar donde se efectúa la coordinación entre cuerpo y espíritu. Representa la energía creativa que da forma al esbozo espiritual y la manifestación física. Esta coordinación se efectúa de una manera milagrosamente ordenada.
Experimentamos una separación entre cuerpo y espíritu cuando el punto de energía está bloqueado.

Punto 5:
Lado interior del tobillo (cavidad suave debajo de él)

Chicchan - Serpiente roja - Fuerzas de la vida, instintos, la intimidad.
Nos sentimos menos vitales y tendemos a fijarnos en una vida de apariencia cuando el punto está cerrado.

Punto 6:
Se encuentra en la cavidad del pié.

Cimi - Enlazador de mundos blanco - Equilibrio de vida y muerte.
Cuando el punto está abierto podemos experimentar equilibrio continuo entre la vida y la muerte, entre formación y destrucción.
Cuando no estamos a la altura de los cambios, pues nos resultan demasiado dolorosos, cerramos el punto. Entonces tendemos a representar el papel de víctimas en nuestra vida.

Punto 7:
Debajo del dedo gordo del pie.

Manik - Mano azul - Puente entre la personalidad y lo espiritual.
A través de este punto de energía podemos sentir la conexión entre nuestra personalidad y el flujo del ser universal.
Experimentamos un conflicto entre nuestros deseos personales y la conexión con el entorno cuando hemos retirado nuestra energía, nuestra atención de este punto.

Punto 8:
Se encuentra en el lado exterior de la rodilla.

Lamat - Estrella amarilla - Comprensión intuitiva de la vida superior - Arte
Experimentamos la conexión y la armonía con las octavas más elevadas de la vida cuando el punto está abierto.
Tendemos a estar en desacuerdo y en confusión cuando el punto está cerrado. En tal caso nos falta un sentido de rumbo.

Punto 9:
Lado inferior/interior del omoplato.

Muluc - Luna roja - Elemento purificados del espíritu.
Estamos conectados con el Yo inconsciente a través de este punto.
Tendemos a proyectar emociones fuertes a otros cuando el punto está cerrado. Eso nos impulsa a ser dominantes o inseguros.

Punto 10:
En el centro del omoplato, en el lado de la columna vertebral.

Oc - Perro blanco - Amor incondicional – Soltar.
La cualidad de este punto es la aceptación profunda de nosotr@s mism@s y los demás. Ternura.
Es posible que entremos en un mundo ilusorio cuando el punto está cerrado.
Por ejemplo, cuando imaginamos lo que otros pueden pensar de nosotros.
El miedo al futuro también pertenece al bloqueo de este punto.

Punto 11:
En el triángulo entre hombro, cuello y la columna vertebral

Chuen, Mono azul - La creatividad.
Cuando el punto de energía está abierto podemos experimentar nuestro carácter juguetón, la inocencia y la creatividad.
A menudo el punto está cerrado y tendemos a llevar un peso demasiado grande en los hombros, o vivimos en un patrón que constantemente nos recuerda que debemos hacer las cosas bien, o nos esforzamos por ser competitivos en detrimento de la alegría de vivir.
El perfeccionismo excesivo tiene su sede allí cuando el punto está bloqueado.

Punto 12:
A mitad del cuello.

Eb - Humano amarillo - Trae la consciencia divina a nuestra propia consciencia.
Somos capaces de percibir por completo, más allá de los patrones impuestos, cuando el punto está abierto.
Cuando el punto está cerrado nos inclinamos a razonar de manera cerebral, y dirigimos nuestra atención a las deficiencias de la vida.

Punto 13:
A 10 centímetros por debajo de las clavículas.

Ben - Caminante del cielo rojo - Canal cielo-tierra.
Podemos experimentar allí que el corazón es el refugio de donde mana la fuente del Amor.
Cuando el punto está bloqueado, el miedo transforma este refugio en una cárcel donde el Amor no se puede expresar libremente.

Punto 14:
En el lado inferior de la caja torácica.

Ix - Mago blanco - Mago del tiempo y el no tiempo.
Cuando logramos vivir según el concepto “Hágase Tu Voluntad", colaboramos con la apertura del punto.
Eliminamos lo que nos impide vivir según las intenciones de nuestro yo más profundo por aceptar nuestra sombra y la de los demás.
Por último descubrimos que no hay diferencia entre la voluntad del yo pequeño y la Voluntad Universal, y comenzamos a vivir por completo en el Aquí y Ahora.
Las dudas forman el bloqueo del punto.

Punto 15:
En la ingle.

Men - Águila azul - Mente planetaria.
Nos hallamos conectados con nuestras necesidades y la propia visión cuando el punto de energía está abierto. En tal caso estamos en contacto con nosotros mismos.
Cuando el punto está bloqueado nos dividimos en dos sensaciones contradictorias: por un lado tendemos a dar demasiado de nosotros, y por otro lado nos sentimos desconformes con lo que hacemos y deseamos huir de esa situación.

Punto 16:
En el lado exterior del tobillo, en la cavidad suave entre el tobillo y el talón.

Cib - Guerrero amarillo - Contacto con la mente galáctica.
Somos capaces de actuar de manera inspirada cuando el punto está abierto.
Cuando el punto está cerrado nos dejamos influenciar por la radiación negativa en el entorno y por patrones antiguos creados por fuerzas del pasado.

Punto 17:
En el lado exterior de la muñeca.

Caban - Tierra roja - Sincronía.
Recibimos mucha información intuitiva cuando el punto está abierto. En tal caso somos capaces de ocuparnos de los problemas de una manera creativa.
Cuando el punto está cerrado perdemos nuestra orientación al preocuparnos demasiado por la reacción del otro, o por mantenernos ocupados con el futuro o con el pasado.

Punto 18:
En la palma de la mano, en la articulación del pulgar.

Etznab - Espejo blanco - El salón de los espejos, donde los objetos, las imágenes reales o virtuales se confunden – Espada de sabiduría y purificación.
Cuando el punto está abierto somos conscientes del hecho que podemos encontrar la sabiduría en el silencio. Cada vez que recordamos el hecho de que somos co-creadores, volvemos a liberarnos de las ilusiones.
Tener dudas acerca del rumbo correcto, es síntoma de que este punto se está bloqueando.
En tal caso queremos que la vida sea distinta de lo que Es.

Punto 19:
Pliegue del codo.

Cauac - Tormenta azul - Nube y ser del trueno.
Cuando el punto está abierto somos capaces de percibir la Energía que precede a nuestra existencia en la tierra.
Cuando el punto está cerrado tendemos a fijarnos a razonamientos antiguos y a detener nuestro desarrollo espiritual.

Punto 20:
En la frente, encima de las cejas.

Ahau - Sol amarillo - Iluminación, el fuego universal, la esencia de todo.
Somos capaces de vivir la energía ilimitada dentro de los límites de la dualidad cuando el punto está abierto. En tal caso somos conscientes del hecho que servir, y transmitir lo que recibimos, es nuestro destino.
En cambio, nos inclinamos a esforzarnos de manera excesiva y a juzgar cuando el punto está cerrado.

Encontramos los sellos 1 a 6 una vez más en el cuerpo, en los puntos 21 a 26.


Punto 21:

Debajo de los pómulos.
Imix - Dragon rojo - El principio creador.
Es una zona donde hace falta un proceso de renovarnos continuamente.
Cuando el punto está cerrado tendemos a vivir en patrones fijos, y pensar que nuestras emociones son la realidad.

Punto 22:
Debajo de las clavículas.

Ik - Viento blanco - Inspiración primordial.
Podemos sentir en esta zona que “respiramos" la energía sutil.
Cuando nos hemos retirado del punto, perdemos el contacto con la energía de la vida, sentimos miedo al pensar que nuestra vida debería ser distinta de lo que es, y esto nos hace perder los ánimos.

Punto 23:
En el centro de la espalda, debajo de las costillas inferiores.

Akbal - Noche azul - Encarnación.Podemos experimentar en esta zona la conexión entre nuestra existencia física y la Energía que somos.
Cuando el punto está abierto nos sentimos capaces de confiar en nuestro propio funcionamiento.
Y al revés, el punto puede abrirse cuando comenzamos a confiar más en nosotros mismos.
Cuando el punto está cerrado nos molestan miedos indefinidos y un sentimiento de susto. Nos inclinamos a separarnos en polos opuestos y notamos físicamente el impulso de huir.

Punto 24:
En el lado superior del pie.

Kan - Semilla amarilla - Puente entre la materia y lo invisible.
Cuando el punto está abierto podemos sentir la conexión con nuestras raíces.
La energía creativa que da forma al esbozo espiritual y a la manifestación física, arraiga tanto en dirección a la tierra como hacia la luz. En esta zona también podemos sentir que somos un eslabón entre generaciones.
Cuando hemos retirado nuestra energía de este punto, vivimos el miedo a lo que podría pasar.

Punto 25:
Lado inferior del hueso iliaco.

Chicchan - Serpiente roja - Fuerza de vida, instintos.
Esta zona está conectada con todos los niveles de nuestro ser. Experimentamos fuego, instinto, fuerza de la vida, misterio cuando el punto está abierto.
Una actitud de rebelión y resistencia caracterizan el bloqueo de esta zona.

Punto 26
En la espalda, en el borde exterior de los omóplatos, debajo de los sobacos.

Cimi - Equilibrio de vida y muerte - Enlazador de mundos blanco.
Cuando el punto está abierto vivimos en estado de compasión con otras personas, sentimos reverencia por toda vida, y vivimos el flujo natural de nuestra vida.
Cuando el punto está cerrado quedamos atrapados en nuestros pensamientos recurrentes, como reacción a los acontecimientos que se producen en nuestra vida.



martes, 19 de agosto de 2014

"Nada Puede Afectarme Si Mis Pensamientos Son Puros".


"Nada puede afectarme si mis pensamientos son puros. 
Hay poder en la limpieza mental, hay protección y salud.

Estoy determinado a crear el hábito de pensar desde esa limpieza. 
Me ejercito en pensar positivamente de todos, 
no focalizarme en sus debilidades sino en sus fortalezas.

A medida que pasa el tiempo experimento un halo de confianza a mi alrededor. 
Me siento seguro y lo mismo hago sentir a otros". 

En el amor de Dios,
Brahma Kumaris.
Imagen mattyvelez.com
Corporación Espiritual Mundial Brahma Kumaris
Website: www.brahmakumaris.org/chile 

lunes, 18 de agosto de 2014

Música y Neurociencia: "Un Paso Más en el Conocimiento del Ser Humano".


Cada día se publican nuevos estudios acerca de cómo nos afecta e influye la música. Lo que hace tan sólo unos pocos años era considerado pseudocientífico, a pesar de que sus orígenes se citan  en las antiguas culturas y civilizaciones milenarias, hoy día está avalado por los resultados de numerosas investigaciones lideradas por equipos profesionales multidisciplinares de universidades y centros públicos y privados de todo el mundo.
Puede sorprender la necesidad de que existan estudios que corroboren aquello que la mayoría de nosotros, por no decir todos, hemos experimentado alguna vez. 
¿Quién no se ha emocionado o ha modificado su estado de ánimo 
escuchando su canción favorita? 
¿Quién no ha seguido un entrenamiento físico escuchando música a todo ritmo
 mejorando su rendimiento?
¿Quién no ha experimentado una mejora de su bienestar después de cantar en grupo? 
Hoy día, gracias a las técnicas de neuroimagen, es posible “ver” que ocurre en el interior de nuestro cerebro cuando estamos sometidos a diversos estímulos, entre ellos los musicales. Así, pueden detectarse las zonas o áreas cerebrales más activas, midiendo la variación de flujo sanguíneo o de consumo de  oxígeno, e identificar las redes celulares conectadas, formadas por millones de neuronas, mostrándose los procesos neurales que subyacen mientras se desarrolla dicha actividad. Si utilizamos marcadores radioactivos, a través de las técnicas denominadas Tomografía por Emisión de Positrones (PET), podremos ver qué ocurre con el metabolismo cerebral, por ejemplo si aumenta o disminuye la segregación o recaptación de determinados neurotransmisores facilitando, así, una explicación neuroquímica adicional a las respuestas observadas.
Es evidente que la música cambia nuestra bioquímica cerebral: se activan conexiones neuronales, se segregan neurotransmisores, hormonas y endorfinas, se modifica nuestro ritmo cardíaco y respiratorio, se estimulan determinados centros de control como el hipotálamo, que se encarga de regular aspectos cruciales e importantes de nuestro organismo como la temperatura corporal y,… todo ello por el simple hecho de “escuchar” música. 
En principio puede parecer algo asombroso. Y, efectivamente, lo es aunque poco a poco vamos conociendo lo que ocurre en ese pequeño y complejo órgano denominado el órgano rey (cerebro). Sabemos que la música es el resultado de una percepción y su origen un movimiento vibratorio. Cuando un objeto o cuerpo se mueve, origina una variación de la presión atmosférica que se propaga por el aire en forma de energía acústica y es captada por el sistema auditivo. Si el ritmo de variación (frecuencia) y potencia mínima están por encima de los umbrales necesarios, el sistema auditivo transformará dicha energía acústica en energía eléctrica (potenciales de acción) que el nervio auditivo finalmente conducirá hasta el área auditiva primaria de ambos hemisferios cerebrales. A partir de aquí el mecanismo biológico es muy complejo y aún no totalmente conocido. La neurociencia desconoce aún cómo se produce el paso de lo tangible (procesos bioquímicos) a lo intangible (percepción) aunque sí puede explicar o teorizar acerca de cuáles son los distintos mecanismos neurales que intervienen en la “decodificación” de los parámetros musicales (melodía, ritmo, timbre,…)
La música nos entretiene pero es capaz de aportarnos mucho más, especialmente, en el ámbito de la salud. En un reciente estudio llevado a cabo por la investigadora Nina Kraus, de la universidad de Northwestern (EE.UU) se puso de manifiesto el impacto biológico de la música en el envejecimiento cerebral. Las conclusiones constataron que un entrenamiento musical de larga duración durante la infancia y/o adolescencia puede reducir la degeneración neuronal que, inevitablemente, se produce con la edad. De nuevo, se sugiere la gran capacidad de la música para potenciar la plasticidad cerebral. Como suelo decir, insistiendo en que uno de los mejores patrimonios que podemos dejar a nuestros hijos es la educación, la práctica musical será uno de los mejores regalos con que les podemos obsequiar a la vez que les aportará inestimables beneficios a largo plazo.
La neurología musical o neuromúsica, como denominan algunos autores, es un estimulante campo para los científicos, especialmente para los amantes de la música y para todos aquellos que les apasione profundizar en el conocimiento del cerebro que, en definitiva, no deja de ser el camino de la eterna búsqueda para conocernos mejor como seres humanos.
Jordi A. Jauset Berrocal
Dr. en Comunicación e Ingeniero de telecomunicación
Master en Psicobiología y Neurociencia cognitiva

"Cuello y Su Relación Emocional".

El cuello es una parte muy importante del cuerpo que une la cabeza
 al resto del organismo y, en el sentido metafísico, 
el cuerpo espiritual con el material. 
El dolor de cuello se manifiesta cuando la persona mueve la cabeza 
en cierta dirección.  Si la rigidez es intensa, se llama tortícolis.
Como el cuello es una de las partes flexibles del cuerpo, todo problema en él denota inflexibilidad en la persona que lo padece. Esta persona no quiere hacer frente a una situación porque no la puede controlar como quisiera. Tiene miedo de ver o de escuchar lo que pasa a su espalda, del mismo modo en que la rigidez en su cuello le impide girar la cabeza hacia atrás. Hace como que la situación no le molesta, pero en realidad siente muchas emociones.
La presencia de este padecimiento te indica que la razón por la cual no quieres hacer frente a la situación no es buena para ti. Esta actitud mental te lleva a ponerte rígido y no te ayuda a encontrar una solución. Si tienes miedo de lo que pueda pasar a tus espaldas, date cuenta de que este temor es producto de tu imaginación y no de la realidad. Te sugiero que hables con la persona o personas involucradas y las expreses al mismo tiempo lo que crees y lo que temes.
Para más datos, observa si la rigidez de tu cuello te impide mover la cabeza para decir sí o no. Si te es difícil moverla para decir sí, la razón por la cual te impides decírselo a alguien o a una situación dada no es válida. Descubre el temor que te impide decir sí. Te sugiero que después verifiques con la persona relacionada si tu temor está justificado realmente. En resumen, si el dolor te impide decir sí, tu cuerpo te dice que lo mejor para ti es decir sí. Te dice que tu terquedad, tu inflexibilidad, te perjudica mucho más de lo que te ayuda en la situación que vives. Si lo que se te dificulta es decir no, sigue el mismo procedimiento.
El cuello es la parte del cuerpo que soporta la cabeza. Este nexo entre el cuerpo y la mente es también el puente que permite a la vida manifestarse, es la expresión viva, el que autoriza el movimiento más fundamental. Representa la flexibilidad, la adaptabilidad y la dirección anticipada. Es multi – direccional y amplia mi visión exterior del universo. Lo puedo ver todo alrededor mío y, gracias a la flexibilidad de mi cuello, puedo mirar una situación bajo todos los ángulos (delante, atrás…). Mi punto de vista se vuelve más objetivo.
Un cuello en buena salud me permite tomar las mejores decisiones. Todo lo que da la vida pasa por el cuello: el aire, el agua, los alimentos, las circulaciones sanguínea y nerviosa. Une la cabeza con el cuerpo y permite la libre expresión de sí, la palabra viva (voz) y el amor. El cuello separa pues lo abstracto de lo concreto, lo material de lo espiritual. Es importante mantener mi cuello en buena salud porque me permite ver lo que me rodea con una mente abierta, dejando de lado cualquier forma de obstinación y estrechez mental (cuello rígido). Ya que la garganta se sitúa en el nivel del cuello, si tengo dificultad en tragar mis emociones, si las “reprimo”, esto puede crear una tensión en el nivel de mi cuello en donde se halla el centro de energía de la comunicación. 
Al corresponder el cuello a la concepción, también representa mi sentimiento de pertenencia, mi derecho de estar en esta tierra, dándome así un sentimiento de seguridad y de plenitud.

sábado, 16 de agosto de 2014

"Pareja y Amor". Amma.

"Cuando dos personas se enamoran, rara vez escuchan mutuamente sus corazones. 
No entienden que, tal como son, la otra persona también está buscando amor. 
Realmente, los dos son como mendigos, rogando por amor.
Cada uno de ellos desea amor, sin embargo, 
ninguno de los dos está dispuesto a dar amor.
Debemos entender la naturaleza de las personas y los objetos del mundo. 
Por ejemplo, sabemos que si tocamos fuego, nos vamos a quemar. 
Así que, somos muy cuidadosos cuando manejamos fuego. 
Deberíamos tener una conciencia similar cuando se trata de relaciones en la vida".
Amma, en respuesta a una pregunta acerca de cómo amar sin expectativas.
En Amritapuri.  
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
"When two people fall in love, they rarely understand each other’s hearts. 
They don’t understand that, just like they are, the other person is also seeking love
Really, both of them are like beggars, begging for love. 
They each desire love, yet neither of them is willing to give love... 
We should understand the nature of people and the objects of the world. 
For example, we know that if we touch fire, we will get burned. 
So, we are very careful when we handle fire. 
We should have similar awareness when it comes to relationships in life." 
-Amma, in answer to a question about how to love 
without expectations like Amma does. 
In Amritapuri.