jueves, 3 de septiembre de 2015

"Los Secretos del Marketing de Alimentos". Kate Miles.

La actriz Kate MIles se hizo pasar por una experta en marketing para llamar la atención sobre la publicidad engañosa de la industria cárnica. El público no sabía qué hacer cuando acabó la conferencia de esta experta en marketing hablando sobre los secretos de la publicidad en la venta de alimentos.
"El Poder de la ignorancia voluntaria no se puede exagerar. 
Esto es crueldad sistematizada a una escala masiva. 
Y nosotros solo tenemos éxito porque el mundo 
está dispuesto a mirar hacia otro lado".
"Ninguna estrategia de marketing 
hará la producción industrial de animales más aceptable" 

Kate Miles.
Nota: Las técnicas publicitarias expuestas en la conferencia son reales.
Fuente: Youtube Compassion in World Farming traducido por upsocl.com
Productora: Catsnake Film
Síguenos en www.Facebook.com/IgualdadAnimal

"Mandamientos de la Verdadera Felicidad". Deepak Chopra.

Nuestro cuerpo se expresa a través de señales de confort e incomodidad. 
Cuando elijas un cierto comportamiento, pregúntale a tu cuerpo, 
“¿cómo te sientes con esto?” 
Si tu cuerpo envía una señal física o emocional de alteración, ten cuidado. 
Si tu cuerpo envía una señal de confort y expectativa, procede.

1. Escucha la sabiduría de tu cuerpo.

Nuestro cuerpo se expresa a través de señales de confort e incomodidad. Cuando elijas un cierto comportamiento, pregúntale a tu cuerpo, “¿cómo te sientes con esto?”. Si tu cuerpo envía una señal física o emocional de alteración, ten cuidado. Si tu cuerpo envía una señal de confort y expectativa, procede.

2. Vive en el presente.

El presente es el único momento que tenemos. Mantén tu atención en lo que está aquí y ahora; busca la plenitud en todo momento, la felicidad. Acepta lo que viene hacia ti total y completamente de manera que lo puedas apreciar, aprender de ello y después dejarlo ir. El presente es como debe ser. Refleja las leyes infinitas de la naturaleza que te han traído a este pensamiento exacto, esta respuesta física exacta. Este momento es como es, porque el Universo es como es. No luches contra el esquema infinito de las cosas; en vez de eso sé uno con él.

3. Tómate el tiempo de estar en silencio.

… para meditar, para acallar tu diálogo interno. En momentos de silencio te darás cuenta de que te estás re conectando con tu fuente de conciencia pura. Pon atención a tu vida interna a manera de que puedas ser guiado por la intuición en vez de por interpretaciones impuestas externamente de lo que es bueno o no es bueno para ti.

4. Renuncia a tu necesidad de aprobación externa.

Tú y sólo tú eres el juez de tu valía, y tu meta es descubrir el valor infinito dentro de ti, sin importar lo que piense cualquier otra persona. Hay una gran libertad al darse cuenta de esto. Cuando te encuentras reaccionando con enojo u oposición a cualquier persona o circunstancia, date cuenta que sólo estás luchando contra ti mismo. El oponer resistencia, es la respuesta de las defensas creadas por heridas antiguas.

5. Cuando te encuentres reaccionando con enojo…

… u oposición ante cualquier persona o circunstancia, date cuenta que sólo estás luchando contra ti mismo. El oponer resistencia es la respuesta de defensas creadas por antiguas heridas. Cuando renuncias a este enojo, estarás sanándote y cooperando con el flujo del universo.

6. Debes saber que el mundo “ahí afuera”
 refleja tu realidad “aquí adentro”

Las personas que reaccionan con mayor intensidad, ya sea con amor u odio, son proyecciones de su mundo interno. Lo que más odias es lo que más niegas de ti mismo. Lo que amas más es lo que más deseas para ti mismo. Utiliza este espejo de relaciones para guiar tu evolución. La meta es el auto conocimiento total. Cuando logras eso, aquello que más deseas automáticamente estará ahí, y lo que mayor repulsión te cause, desaparecerá.

7. Deshazte de la carga del prejuicio.

Te sentirás mucho más ligero. El prejuicio impone situaciones correctas e incorrectas que simplemente son. Todo puede entenderse y perdonarse, pero cuando tú tienes un prejuicio, cortas de tajo el entendimiento y apagas el proceso de aprendizaje para amar. Al enjuiciar a otros, reflejas tu falta de auto aceptación. Recuerda que todas las personas que perdones, se sumarán a tu propio amor a ti mismo.

8. No contamines tu cuerpo con toxinas.

Ya sea a través de la comida, bebida o emociones tóxicas. Tu cuerpo es más que un sistema de soporte de vida. Es el vehículo que te lleva en el viaje de tu propia evolución. La salud de todas tus células contribuye directamente a tu estado de bienestar, porque cada célula es un punto de conciencia dentro del campo de conciencia que eres tú.

9. Remplaza comportamientos motivados por miedo 
con comportamientos motivados por amor.

El miedo es el producto de la memoria, la cual vive en el pasado. Al recordar lo que nos ha dañado en el pasado, dirigimos nuestras energías hacia asegurarnos que una antigua herida ya no se repita. Pero el tratar de imponer el pasado en el presente nunca borrará la amenaza de ser lastimado. Eso sólo sucede cuando encuentras la seguridad de tu propio ser, la cuál es el amor. Motivado por la verdad dentro de ti, puedes enfrentar cualquier amenaza porque tu fuerza interna es invulnerable al miedo.

10. Entiende que el mundo físico es sólo un espejo
 de una inteligencia más profunda.

La inteligencia es el organizador invisible de toda la materia y la energía y debido a que una porción de esta inteligencia reside en ti, tú compartes un lugar en el poder de organización del cosmos. Debido a que estás vinculado inseparablemente a todo, no puedes ensuciar el aire y agua del planeta. Pero a un nivel más profundo, no puedes vivir con una mente tóxica, porque cada pensamiento crea una impresión en todo el campo de inteligencia. El vivir en balance y pureza es el mayor bien que puedes hacer tanto para ti, como para la tierra.
Por: Deepak Chopra, M.D
consejosdelconejo.com
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
"No Crear Más Dolor en el Presente". Eckhart Tolle. 
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────

miércoles, 2 de septiembre de 2015

"Finalmente..."



Finalmente ninguna clase de apariencia perdurará,
el amor se encargará de hacerlas desaparecer
en su nadidad absoluta.

ɐ u ǝ ɹ o L
ǝ l ɐ ɔ o ı C

───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────

"Lo Simple".



Lo simple reposa en lo profundo,
así como el Espíritu se mueve dentro del corazón.

Este es el asombroso Misterio entre el reposo absoluto 
y el movimiento aparente de la vida.

ɐ u ǝ ɹ o L
ǝ l ɐ ɔ o ı C

───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────

"La Artritis y Los Conflictos Emocionales".

La artritis es una enfermedad reumática en las articulaciones, 
de naturaleza inflamatoria, que viene acompañada de todos los signos 
característicos de la inflamación, en una o varias articulaciones. 
El dolor se siente independientemente de los movimientos que se hagan, 
y hace sufrir al enfermo tanto durante el día como en la noche.
Si yo presento artritis, necesariamente soy una persona muy crítica conmigo mismo y con los demás. Me fijo y critico todo en mi vida y en las personas que me rodean. Me fijo siempre en las cosas negativas, juzgo todo y a todos. Nada me complace, nada me satisface, nada me hace feliz, todo está mal, incluso yo. Y por lo tanto, voy poco a poco, empeorando. No me siento amado ni tengo la menor intención de amar o demostrar mi cariño.

¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?

Si yo comienzo a presentar artritis, la gravedad o la velocidad con la que ésta se presente, dependerá de la gravedad de mi bloqueo emocional, mental y espiritual hacia la vida misma. Entre más duro sea yo conmigo y con los demás, entre menos sienta yo que tengo derecho a hacer lo que me gusta o a ser como me gusta, entre menos crea yo que los demás pueden ser o hacer lo que les gusta, menos sanaré. Además, soy de las personas que viven con el deseo de que todos los demás adivinen lo que necesito, porque soy “incapaz de pedirlo”. Por lo tanto, las probabilidades de que los demás adivinen lo que deseo, es casi nula, y eso me hará enfurecer y criticarlos aún más, porque nadie cumple mis expectativas, nadie está a mi altura, vivo amargado por ello y siento rencor por los demás.
Soy una persona difícil, incluso muchas veces, tengo deseos de vengarme porque los demás no han hecho lo que he querido o como yo lo he querido. Y esa ira me la trago, no la expreso.
La parte de mi cuerpo que presente la artritis me indicará qué área de mi vida es la más afectada. Si tengo artritis en las manos, estará relacionado con mi actividad, con lo que hago, con mi trabajo. Si mi artritis está en mis piernas, tendrá relación con mi avance en la vida. Si mi artritis está en mis rodillas, estará relacionado con la forma en que me obligo a ser, etc.
Por lo regular, las personas con artritis, tienen o presentan una apariencia de calma y docilidad. Incluso pueden presentarse como personas débiles, para que todo aquel que los rodea sienta “lástima” u “obligación” para con ellas. Pero esas dóciles personas no son más que unos perfectos manipuladores que jamás expresarán directamente lo que desean o necesitan. Sólo soltarán indirectas o frases volando, esperando claro, que todo el mundo les “sirva”.
Una persona normal expresaría algo como: 
“José hijo, podrías regalarme un vaso con agua fría por favor, 
hace calor y siento mucha sed”.
Una persona con artritis expresaría algo como: 
“..ay…tengo tanta sed……”

Y todas estas expectativas, juicios, críticas se van acumulando en las articulaciones, que representan nuestra “flexibilidad”, por lo tanto, entre más dura una persona, más grave la artritis.
Artritis en Codos, Hombros o Rodillas:
  • Dificultad para manejar los cambios en la vida.
  • Dificultad para expresarme.
  • Rigidez en el carácter.
  • Inflexibilidad para mostrarme como realmente soy.
  • Necesidad de obligar a los demás.
  • Necesidad de juzgar y criticar a los demás.
Artritis en dedos:
  • Sensación de no ser amado.
  • Actitud de crítica.
  • Resentimiento
  • Deseo de castigar.
  • Acusación.
  • Sentirse víctima.
Artritis reumatoide:
  • Fuerte crítica de la autoridad, nadie es mejor que yo.
  • Me impido ser imperfecto.
  • Me explotan.
  • Jamás debo mostrarme vulnerable.
En pocas palabras, toda artritis demuestra mi inflexibilidad ante la vida, ante las personas y ante las circunstancias. Expresa mi incapacidad para decir con palabras lo que en realidad quiero, pienso y siento por las demás personas. Si yo vivo pensando que debo ser perfecto, duro, frío y tajante, más sufriré y todavía peor, si considero que todos a mi alrededor deben ser perfectos.

¿Cómo se libera esa emoción biológica?

Se debe revisar de dónde se aprendió o se trajo ese complejo de perfección. Se debe revisar por qué cuesta tanto pedir lo que se necesita. Si es porque crees que haciendo lo que te gusta vas a exagerar y a volverte egoísta, es aconsejable que revises si esto es cierto. También te ayudaría consultar la definición de la palabra “egoísta”. Acepta la idea de que te puedes permitir decir “no” cuando no quieras realizar algunas tareas y, si te decides a llevarlas a cabo, debes hacerlas con placer y sin criticarte internamente. Si te impones muchos deberes porque buscas reconocimiento, confiésalo y reconoce que lo haces por ti y no porque alguien te obligue. Concédete el derecho de buscar reconocimiento haciendo cosas para los demás. Si realizas tus tareas con alegría en lugar de criticarte mentalmente, la vida te parecerá más agradable y te volverás más flexible y ágil.
Debo olvidarme de mi egoísmo y mi afán por manipular.
Debo hacer con placer lo que disfruto.
Debo vivir con alegría.
Debo amar la vida y a mí mismo.
Fuente: Diccionario de Biodescodificación - Joan Marc Vilanova.

"Pasos Para Sanar Heridas Emocionales".

Las experiencias dolorosas que desarrollamos a lo largo de nuestra vida 
conforman nuestras heridas emocionales. 
Generalmente, nos cuesta afrontar problemas emocionales 
como separaciones, traiciones, humillaciones, abandonos o injusticias. 
Lo cierto es que es probable que muchos de nosotros 
aún no hayamos cerrado esas heridas, que sigan doliéndonos 
y que intentemos enmascararlas con el maquillaje de la vida.
Sin embargo, no nos percatamos de que solo estamos parchándolas y que cuanto más esperemos, más se agravarán. Esto es mucho más complicado cuando, a pesar de que sabemos que algo no está bien en nuestro interior, todavía no nos hemos dado cuenta de que estamos heridos. Así, hay un tanto por ciento de ignorancia que, unido al miedo a revivir nuestro dolor, no nos permite ser nosotros mismos, obligándonos a interpretar un papel que tenemos poco o nada estudiado y que no nos corresponde.
A continuación te mostraremos los pasos que necesitamos experimentar para sanar nuestras heridas emocionales.

Acepta la herida emocional como parte de ti

Hay personas que prefieren volver el rostro al problema, no reconocerlo y seguir adelante. Puede que pienses que puede funcionar, que ahogar el sufrimiento y las lágrimas es un proceso saludable de afrontar una herida emocional. Sin embargo, no es así, y estas son las razones por las que debemos, en primer lugar, reconocer que “no estamos bien”:
Para afrontar una pérdida, la ruptura de una relación, un desengaño o una traición, hemos de enfocarlo del mismo modo que lo haríamos con un duelo. Es decir, en primer lugar nos asalta el desconcierto, luego, la rabia, más tarde llegarán las lágrimas, la tristeza. Poco a poco iremos asumiendo lo ocurrido hasta que llega el día en que, finalmente lo aceptamos, para, seguidamente, “dejar ir” y avanzar como personas. Es más, debemos ser consciente de que toda pérdida, todo error y toda herida cicatrizada, es además un aprendizaje asumido. Y es más, esa gran capacidad de hacer frente a la adversidad, para salir fortalecido, tiene un nombre que no puedes olvidar: Resiliencia.
Debes entender también que el no reconocer o aceptar que “estamos heridos” por dentro, puede traernos a largo plazo otro tipo de problemas, como pueden ser depresiones e incluso las llamadas enfermedades psicosomáticas, que pueden ir desde migrañas, hasta alergias o problemas musculoesqueléticos.
Aceptar que te haces daño cediendo al temor o al reproche
Si focalizamos nuestra atención en el dolor y en la búsqueda de un culpable o un responsable estaremos perdiendo energía, la cual es muy necesaria para sanar nuestra herida. Intenta perdonarte y perdonar a los demás, pues es la única manera de que consigas pasar página y abrir tu corazón.
Debes entender que la voluntad y la decisión de sobreponernos a nuestras heridas es el primer paso hacia la autocomprensión y el autocuidado. No solo desarrollarás estas cualidades por y para ti, sino también hacia los demás, lo que redundará en un mayor bienestar emocional.
No puedes pretender que los demás cumplan tus expectativas y te saquen del pozo cada vez que te hundes. No es justo cargar a alguien con esa responsabilidad, que solo nos corresponde a nosotros mismo. De hecho, son este tipo de comportamientos los que llevan a anular gran parte de nuestras relaciones y de nuestra vida, lo que genera a su vez gran malestar emocional.

Tras la aceptación y el perdón viene la transformación

Absolutamente todas nuestras experiencias nos enseñan algo. Es probable que te cueste aceptarlo, pues nuestro ego es especialista en crear esa barrera de protección que oculta nuestros problemas. Lo cierto es que nuestro ego suele complicarnos la vida; sin embargo, son nuestros pensamientos y nuestros comportamientos los que nos la simplifican. Todo cambio requiere de un gran esfuerzo, pero es necesario mirar de frente y afrontar que no estamos siendo nosotros mismos y que algo debe cambiar.

Observa el mundo con y sin herida

Date tiempo para observar cómo te has apegado a tu herida en todos estos años. Estaba ahí y, aun sin saber cómo, dirigía cada uno de tus movimientos. Deshazte de tus máscaras, no te juzgues, no te critiques y pon todo de ti a la hora de intentar sanar tu herida en profundidad.
Es posible cambiar de máscara en un mismo día o llevar la misma durante meses o años. Lo ideal es que seas capaz de decirte a ti mismo “Me he colocado esta máscara y la razón ha sido esta. Es hora de quitármela”. Entonces sabrás que estás en el camino correcto y que, en el resto del viaje, tu guía será la inercia que te permita sentirte bien sin ocultarte.

Acepta ayuda, apóyate en tu círculo social

Nunca te aísles, jamás pienses que “tú solo vas a poder con todo”. Está bien que te veas a ti mismo como una persona fuerte y autosuficiente capaz de cerrar sus propias heridas emocionales, no obstante, nunca está de más aceptar ese abrazo en el cual encontrar consuelo, o esa mirada de un familiar o una amiga que te escucha y atiende con sinceridad.
Nuestro círculo social y personal forma parte de lo que somos, y es un pilar en nuestra vida. No te refugies en la soledad y ábrete a ellos para seguir integrado en tu día a día, y en este mundo en el cual avanzando día a día con una sonrisa.
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
"Las Cinco Heridas Que Impiden Ser Uno Mismo"
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────
───────»♣ ☆  ☆ ♣«───────

martes, 1 de septiembre de 2015

"Sagrado Femenino e Iluminación". Eckhart Tolle.



Nadie conoce las cifras exactas porque no hay registros de la época, pero parece que durante un período de 300 años, el Tribunal de la Santa Inquisición torturó y asesinó entre 3 y 5 millones de mujeres. Esa institución fue fundada por la Iglesia Católica para suprimir la herejía. No hay duda de que, junto con el Holocausto, ese período se nos presenta como uno de los capítulos más sombríos de la historia de la humanidad. Bastaba que una mujer mostrara amor por los animales, caminara sola en los campos o los bosques, o recogiera hierbas medicinales, para que se la tildara de bruja y después se la torturara y quemara en la hoguera. La feminidad sagrada fue declarada demoníaca y prácticamente desapareció de la experiencia humana toda una dimensión. Otras culturas y religiones como el judaísmo, el islamismo y hasta el budismo, también suprimieron la dimensión femenina, aunque de manera menos violenta. La situación de la mujer se redujo a ser el vehículo para traer hijos al mundo y a ser propiedad del hombre. Los hombres que negaron nuestro aspecto femenino, incluso en su interior, pasaron a dirigir el mundo, un mundo totalmente desequilibrado. El resto es historia o más bien una historia de casos de locura.

¿Quién tuvo la culpa de este miedo por lo femenino, que puede describirse solamente como una paranoia colectiva aguda?

Podríamos decir que los culpables fueron los hombres, naturalmente. Pero entonces, ¿por qué en tantas civilizaciones precristianas como la sumeria, la egipcia y la celta las mujeres eran respetadas y no se le temía al principio femenino sino que se le veneraba? ¿Qué fue lo que hizo que los hombres se sintieran amenazados por las mujeres? El ego que evolucionaba en su interior. Sabía que solamente a través de la forma masculina podría controlar totalmente nuestro planeta y que, para hacerlo, debía inutilizar a la forma femenina.

Con el tiempo, el ego se apoderó también de la mayoría de las mujeres, aunque nunca pudo afianzarse tan profundamente en ellas como en los hombres.

Ahora vivimos una situación en la cual se ha interiorizado la supresión de nuestro aspecto femenino, incluso en la mayoría de las mujeres. Muchas de ellas, puesto que lo sagrado de lo femenino está suprimido, lo sienten en forma de dolor emocional. En efecto, se ha convertido en parte de su cuerpo del dolor, junto con el sufrimiento infligido a las mujeres durante miles de años a través del parto, las violaciones, la esclavitud, la tortura y la muerte violenta.

Pero las cosas están cambiando rápidamente. Muchas personas comienzan a tomar conciencia y el ego comienza a perder su dominio sobre la mente humana. Puesto que el ego nunca se arraigó profundamente en las mujeres, está perdiendo su ascendiente sobre ellas con mayor rapidez que sobre los hombres.

Eckhart Tolle.
Imagen de tewinalpa.wordpress.com