jueves, 18 de septiembre de 2014

"El Puente del Arco Iris".


Hay un puente que queda entre el Paraíso y la Tierra, y se llama Puente del Arco Iris. Cuando un animal que ha sido especialmente amado por alguien aquí en la Tierra muere, entonces va al Puente del Arco Iris. Allí hay valles y colinas para todos nuestros amigos especiales, para que ellos puedan correr y jugar juntos. Hay mucha comida, agua y sol, y nuestros amigos se encuentran cómodos y al abrigo. Todos los animales que han estado enfermos o que eran ancianos, recuperan su salud y vigor; aquellos que fueron heridos o mutilados recuperan lo perdido y son fuertes nuevamente, tal como los recordamos en nuestros sueños de días y tiempos pasados.

Los animales están felices y contentos, excepto por una pequeña cosa: cada uno de ellos extraña a alguien muy especial, alguien a quien tuvo que dejar atrás. Todos corren y juegan juntos, pero llega un día en que uno de ellos se detiene de repente y mira a la lejanía. Sus brillantes ojos se ponen atentos; su impaciente cuerpo se estremece y vibra. De repente se aleja corriendo del grupo, volando sobre la verde hierba, moviendo sus patas cada vez más y más rápido. Tú has sido avistado, y cuando tú y tu amigo especial finalmente se encuentran, los dos se abrazan en un maravilloso reencuentro, para nunca separarse de nuevo. Una lluvia de besos cae sobre tu rostro; tus manos acarician nuevamente la cabeza amada, y puedes mirar nuevamente a los confiados ojos de tu mascota, tanto tiempo apartada de tu vida, pero nunca ausente de tu corazón. Entonces los dos cruzan el Puente del Arco Iris juntos…

¿Y que ocurre cuando un perrito o gatito que no han sido amados en la tierra, parten también al cielo de las mascotas? ¿Cómo cruza el Puente del Arco Iris?

Diferente de la mayoría de los días en el Puente del Arco iris, amaneció un día diferente a los días normales tan llenos de sol; este era un día frío y gris. Los recién llegados no sabían que pensar, nunca habían visto un día de este tipo allí. Pero los animales que llevaban más tiempo esperando a su persona querida sabían perfectamente lo que pasaba, y se fueron juntando en el camino que conducía al Puente.

Pronto un perro mayor fue visto, con su cabeza muy hundida y arrastrando su cola. Los animales que llevaban tiempo allí, sabían inmediatamente cual era su historia, porque habían visto pasar esto muchas, demasiadas veces. El se acercó lentamente, y aunque no demostró signos de estar herido o enfermo, él estaba sufriendo emocionalmente. Al contrario de los otros animales que esperaban en el Puente, este animal no había vuelto a la juventud, ni había vuelto a estar lleno de salud y alegría. Mientras caminaba hacia el Puente, veía como todos los otros animales le miraban a él. Sabía que este no era su sitio, y que cuanto antes pudiera cruzar el Puente, antes sería feliz.

Pero no podía ser. Cuando se acercó al Puente, apareció un Ángel y con cara triste le pidió perdón y le dijo que no podía cruzar. Solamente a aquellos animales acompañados por su persona se les permitía cruzar el puente. No teniendo a nadie, ni otra parte a donde volver, el perro caminó penosamente en el campo delante del puente. Allí él encontró otros como el, viejitos o enfermos, tristes y desalentados. Diferentes de los otros animales que esperaban para cruzar el puente, estos simplemente estaban acostados en la hierba, mirando fijamente desolados el camino a través del Puente del Arco Iris.

El viejo perro se quedó entre ellos, mirando el camino y esperando, aun no sabiendo lo que él esperaba realmente. Uno de los perros más nuevos que esperaba a su dueño en el puente le pidió al gato que estaba allí más tiempo, que le explicara qué sucedía. El gato contestó, “esos pobres animales nunca tuvieron una persona que los cuidara y amara, fueron abandonados, llevado lejos, o dejados en los refugios. Éste al menos llegó hasta un refugio; entró en el refugio igual que lo ves ahora, un animal mayor, con el pelo gris y la vista algo nublada. Pero nunca consiguió salir de él, y se murió solamente con el cariño de su cuidador para acompañarle mientras se fue de la tierra. Pero nunca encontraron un hogar en la Tierra. Todos ellos pasaron por allí solamente con el amor de un protector para confortarlos. Porque no tuvieron ninguna persona para amarlos, no tienen a nadie para que los acompañen a través del Puente del arco iris” … El perro preguntó al gato, “Entonces qué les sucederá a esos animales?”. Antes de que el gato pudiera contestar, las nubes comenzaron a desvanecerse y el frío cambio en sol brillante. El gato contestó, “mira, y verás”.

En la distancia estaba una sola persona, y cuando ella se acercó al Puente, los viejos, enfermizos y tristes animales en el campo fueron bañados en una luz dorada de golpe se volvieron jóvenes y sanos. Otro grupo de animales de los que estaban esperando, también se acercaron al camino y bajaron sus cabezas mientras se acercaba aquella persona. Al pasar por delante de cada cabeza, la persona les tocó a cada uno, a algunos les daba una caricia, a otros les rasgaba las orejas cariñosamente. Los animales que habían rejuvenecido se fueron poniendo en una fila detrás y siguieron a la persona hacia El Puente. Luego, todos cruzaron el Puente juntos.

El perro preguntó al gato, “qué acaba de suceder?” El gato respondió, “ese fue un protector ” esa persona era gran amante de los animales y trabajaba en su defensa. Los animales que viste bajando sus cabezas en señal de respeto eran los que encontraron nuevos hogares gracias al esfuerzo de tales personas. Claro, todos esos animales cruzarán el Puente cuando llegue su momento, cuando lleguen los que eran sus nuevas familias. Pero los que viste mayores y luego rejuvenecidos, eran los que nunca encontraron una casa… y como no tuvieron familia, no podían cruzar el Puente.”Cuando llega una persona que haya trabajado en la tierra para ayudar a los animales abandonados, y como tributo a ellos se les permite un último acto de rescate y amor. A todos aquellos pobres animales para los que no pudieron conseguir familias en la tierra, se les permite acompañarlos para que también puedan cruzar el Puente del Arco Iris.”


El perro pensó por un momento, y después dijo, “me gustan los salvadores”. 
El gato sonrió y contestó “a mí también, amigo, a mí también".

"Dieta Oriental: Alimentos para Nutrir la Esencia".


La Medicina Tradicional China está conformada por diversas formas terapéuticas, entre ellas son bien conocidas la acupuntura y la fitoterapia, también diversas prácticas de masajes o terapias manuales. La dietoterapia oriental, es menos conocida, pero es parte determinante para mantener un estado de salud óptimo.
Según la Medicina Tradicional China,
 con el masaje y la acupuntura podemos movilizar y  regular la energía, 
mientras que la fitoterapia y la dietoterapia 
nutrimos y preservamos la esencia.
Cuando nuestra dieta es la correcta, los líquidos circulan con mayor fluidez y logran que los órganos se nutran adecuadamente, nuestras emociones se equilibran y los sistemas fisiológicos funcionan armoniosamente.
La Medicina Tradicional China dispone de varios criterios para la clasificación de los alimentos. Por ejemplo, puede clasificarlos de acuerdo con su sabor y en relación con los 5 Reinos: Madera: ácido, Fuego: amargo, Tierra: dulce, Metal: picante y Agua: salado:
 Madera: Los alimentos ácidos son astrigentes, corresponden al Hígado madre del Corazón, cuando el Corazón va lento, porque le faltan fuerzas, las sustancias ácidas aportan los protones necesarios para el buen funcionamiento del Corazón. Los alimentos ácidos ayudan en el tratamiento del Hígado para drenar y expulsar. El sabor ácido puede dañar el Bazo y Estómago .
 Fuego: Los amargos se corresponden con el Corazón, y tienen la capacidad de estimular la secreción de los jugos gástricos y promover la digestión, favorecen el drenaje y la evacuación, descienden y secan. El sabor amargo puede dañar el Pulmón, también seca y envejece la piel. Si el Bazo padece de humedad, la ingesta de sustancias amargas ayudará a secarlo. Cuando los pulmones padecen una obstrucción en el tracto respiratorio superior, la ingesta moderada de sustancias amargas ayuda a eliminarla.
Tierra: Los alimentos dulces en correspondencia con el Bazo, hacen ascender la energía, lubrican,  hidratan y suavizan la garganta, mejoran la función pulmonar. El sabor dulce puede dañar el Riñón, se dice que el dulce es el ladrón de calcio, por lo que su ingesta puede afectar a los huesos.
 Metal: Los alimentos picantes, Pulmón, estimulan la circulación de la sangre y también de la energía, dilatan los poros, provocan un aumento de la sudoración y favorecen la eliminación de líquidos. El sabor picante puede dañar el Hígado y congestionarlo, creando disfunciones en su metabolismo.
 Agua: Alimentos salados, tomados en cantidades moderadas lubrican y ablandan. Tienen capacidad de retener agua y aportar electrolitos, si se ingieren en cantidad moderada ayudan al Hígado a  realizar mejor sus funciones. El sabor salado aumenta la concentración de sodio en la sangre y aumenta la retención de líquidos, de modo que perjudica al Corazón, que tiene que trabajar más para mantener una circulación fluida y hace que la presión arterial se eleve.
La Medicina China, también sostiene un criterio de clasificación de los alimentos 
de acuerdo con su color.
Los alimentos de color verde desintoxican y depuran, los de color rojo aportan vitalidad y alegría, los amarillos armonizan y equilibran, los de color blanco limpian y purifican y los de color negro astringen y tonifican la esencia.
La MTCh. clasifica además, los alimentos por su propia naturaleza.
Alimentos frescos y fríos hidratan, refrescan, sedan, dispersan y astringen; mientras que los calientes y templados, mueven, calientan, tonifican, llenan y ascienden; en cuanto a los alimentos neutros ayudan a centrar, equilibrar, armonizar y  estabilizar.
A la hora de tratar, se tienen en cuenta todos o alguno de estos criterios, a fin de determinar los alimentos más adecuados para equilibrar al individuo.
Con frecuencia, nuestro estado físico y anímico están estrechamente relacionados con la forma de alimentarnos, una alimentación adecuada y recibir shiatsu con regularidad es una manera óptima de armonizar cuerpo y mente.
Arturo Valenzuela
Imagen: macrosano.com


"Planta Que Ayuda al Higado a Regenerarse".


Una planta que ayuda al higado a regenerarse La regeneración del hígado es posible gracias a unas células que se comportan como células madre. Por eso, basta con que un 25% del hígado esté sano para que pueda regenerarse por completo. Para conseguirlo, la fitoterapia ofrece numerosos remedios (como el diente de león, el rábano negro, la alcachofa salvaje o el cardo mariano), pero sólo uno puede presumir de ser considerado como “la planta del hígado”: el Desmodium adscendens. El Desmodium adscendens crece sobre todo en regiones del África ecuatorial, en lugares húmedos o a los pies de las palmeras aceiteras. Sus hojas se componen de tres foliolos ovalados de color verde bastante claro, y se utilizan desde hace milenios en la farmacopea tradicional de ciertas zonas de África, como Senegal, Congo y Costa de Marfil.
En la universidad de Toulouse, empezaron a investigar sobre Desmodium adscendens. El análisis de los principios activos dio muestras de una importante concentración en alcaloides (isovitexina, entre otros), saponinas, antocianinas y flavonoides. Numerosos ensayos clínicos emprendidos en Francia, Inglaterra, Canadá y en algunos países del África ecuatorial confirmaron que esta planta no sólo actúa en el tratamiento de disfunciones hepáticas (problemas del hígado), sino también en sus otras dos principales indicaciones: la protección del hígado durante tratamientos médicos de larga duración (por ejemplo quimioterapia) y en casos de alergia. Su capacidad para normalizar niveles elevados de enzimas del hígado, la acción relajante sobre las fibras musculares lisas, sus propiedades broncodilatadoras y también antihistamínicas han sido probadas.

Por ello, esta planta es utilizada como un tratamiento natural eficaz en la lucha contra los ataques que sufre el hígado, ya sean virales o químicos, sobre todo como consecuencia de una intoxicación alcohólica o por medicamentos. Además, la práctica ha demostrado que esta planta, al proteger y reparar las células del hígado, ayuda a mantener el sistema inmune en buenas condiciones. Por ello, se utiliza a menudo como tratamiento en los cambios de estación para preparar mejor al cuerpo ante los rigores del invierno o los periodos de más calor.
Cómo utilizar el Desmodium adscendens para ayudar a regenerar el hígado

En caso de problema hepático, se recomienda tomar una dosis de 6 a 10 gramos diarios de la planta cocida en 1 litro de agua hirviendo. Deberá seguirse el tratamiento durante un periodo de 2 a 4 semanas en fase aguda y de 6 a 8 semanas en fase crónica. El Desmodium también protege al hígado de las agresiones provocadas por un tratamiento médico con agentes químicos (por ejemplo, paracetamol). En estos casos es conveniente administrar el producto dos días antes de iniciar el tratamiento y continuar 5 días después de haberlo finalizado (es decir, que el tratamiento dura siete días en total). En estos casos la dosis adecuada es de 6 ó 7 gramos de planta preparada en un litro de agua hirviendo.

Para las afecciones alérgicas, en particular el asma, la posología puede ser de 5 gramos diarios de planta seca hervida en agua (decocción). Si quieres usar el Desmodium como cura para desengrasar y revitalizar el hígado, deberá tomar una dosis diaria de 5 a 15 gramos durante un periodo de 1 a 3 meses.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

"Para Ser Espiritual".


"No tienes que poner cara de Buda o levitar para ser espiritual, 
basta con que seas coherente hasta la médula y sencillo como un suspiro".

Walter Riso.


"Nada al Azar".


"Un guerrero no deja nada al azar. 
De hecho, influye en el resultado de los acontecimientos
 mediante la fuerza de su conciencia".

Don Juan.

Imagen sonygonzalez.wordpress.com


Enlaces relacionados:

"Dejar de Echarle la Culpa al Sistema".

Quien mira hacia fuera sueña, quien mira hacia dentro despierta. 
La realidad está en el corazón, la fantasía en la cabeza.
Dejar de mirar hacia fuera y volverse hacia dentro es un gran paso hacia la verdad. Echarle la culpa de todos nuestros males a la cultura, a la sociedad, al gobierno, a la familia es una pose muy cómoda. Y esto no es otra cosa que depositar una imposibilidad que está dentro de uno mismo en el sistema del que uno es parte. Ese sistema que supuestamente nos inmoviliza, que no nos deja caminar, avanzar, crear, crecer, ser.
La propuesta no es taparse los ojos y salir violentamente a romper con todo, sino todo lo contrario. Para que se produzca un pequeño o gran movimiento, habrá que aceptar que el afuera no va a cambiar. Habrá que aceptar que yo soy y he sido parte de ese sistema “interno”, pasiva o activamente, no haciendo nada o sólo quejándome.
La libertad empieza por reconocer los límites que impone el programa que tiene configurada nuestra cabeza. Habrá que desprogramarse, habrá que limpiar la suciedad que trae consigo nuestra mente, habrá que pedir ayuda si es necesario para realizar ese trabajo de encontrarse con quien uno verdaderamente es.
Para despertar y dejar de soñar, habrá que reconocer que la verdad está dentro. Uno no es quien le dijeron sus padres, amigos, la religión o los medios de comunicación. Y aquí está la trampa de la cual cuesta tanto salir. La razón, los mandatos, el deber ser, le dirán a mi cabeza qué es lo que está bien o qué es aceptado para mi vida. Eso es vivir una constante fantasía. El corazón, el sentir, la emoción, no impone ni dictamina, es pura libertad, pura verdad. Eso es vivir en una constante realidad.
Gustavo Levín.
Fuente: www.animalespiritual.com

"Mandatos Sexuales".

Los medios de comunicación, la industria de la pornografía y la religión, 
una mezcla peligrosa  que influye negativamente 
a la hora de ejercer una sexualidad sana.
Los mandatos socioculturales en occidente para el ejercicio de la sexualidad y el erotismo son diversos, multifactoriales e incluso contradictorios.
Influenciados por los estereotipos promovidos en los medios de comunicación masiva, la principal fuente de información sobre temas sexuales es la industria de la pornografía. Desde niños y adolescentes hasta adultos con una enorme facilidad para acceder a ella, podemos encontrar algunas expresiones en cuanto al comportamiento de la sexualidad que pueden resultar verdaderamente patológicas.
Por otro lado está la religión, que aún tiene una gran influencia en grandes grupos sociales, con su carga de culpa, pecado y miedo relacionado al placer erótico, exhibiendo en muchos casos, una doble moral, un doble discurso en especial en temas como la homosexualidad, la homofobia y la pederastia clerical que ha alcanzado niveles escandalosos en varios países, por mencionar solo algunos.
Conocemos  por reportes médicos y de terapeutas sexuales, acerca de un altísimo porcentaje de personas que experimentan diversas disfunciones sexuales que deterioran y hasta anulan su relación de pareja, que no han sido capaces de integrar su mapa de los reflejos eróticos de una manera sana, únicamente por experimentar una dicotomía entre el placer y la culpa, asociado a sus creencias religiosas “castrantes”.
Estas influencias externas, provenientes unas del condicionamiento social y otras promovidas por un deseo de búsqueda de información sobre temas sexuales, junto a las orientaciones específicas de cada individuo, serán las que determinarán nuestro comportamiento sexual.
Jerónimo García.
Imagen Carla Goldberg.