sábado, 28 de agosto de 2021

"Ocúpate de Tus Propios Asuntos". Por Borja Vilaseca.


La calidad de tu existencia depende de cómo te relacionas contigo mismo, con los demás y con la vida. Para ser feliz es necesario que sepas relacionarte sabiamente. Recuerda que la lucha, el conflicto y el sufrimiento son síntomas de tu ignorancia, mientras que la aceptación, la armonía y la felicidad son indicadores de tu sabiduría. Así, el primer paso para empezar a obtener resultados de satisfacción en las diferentes dimensiones de tu vida es comprender que existen tres tipos de asuntos: los tuyos, los de otras personas y los de la realidad.

Tus asuntos son todo aquello que tiene que ver contigo. Forman parte de tu círculo de influencia. Es decir, lo que depende de ti controlar y cambiar para ser feliz. Y por felicidad me refiero a 0% sufrimiento. Por el contrario, los asuntos de otras personas y los de la vida forman parte de tu círculo de preocupación. Tu felicidad no tiene nada que ver con ellos. Y no depende de ti controlarlos ni cambiarlos. Si lo intentas, te perturbarás. Buena parte de tus miedos, tensiones y frustraciones provienen de inmiscuirte en los asuntos de los demás y de preocuparte por los asuntos de la realidad. Así es como te olvidas de ocuparte de tus propios asuntos.

La próxima vez que sufras, simplemente verifica de quién es el asunto. Y tan sólo ocúpate de él si compruebas que verdaderamente es tuyo. Aprender a ocuparte de tus propios asuntos te lleva irremediablemente a alcanzar la maestría en el arte de relacionarte contigo mismo. A esto se refiere precisamente una de las máximas esenciales del Estoicismo: «Concededme la serenidad para aceptar aquello que no puedo cambiar (los asuntos de los demás y de la vida), el valor para cambiar lo que sí puedo (mis propios asuntos) y la sabiduría para establecer la diferencia».


viernes, 27 de agosto de 2021

"El Club de los Hierbas". Por Borja Vilaseca.



En el campo de la psicología, está emergiendo con fuerza la «psicología transpersonal». Es decir, la que va más allá de la «persona», que en griego quiere decir «máscara». Este nuevo enfoque psicoterapéutico hace de puente entre Occidente y Oriente, llevando a cabo una síntesis entre la ciencia y la espiritualidad. Su único objetivo es acompañar a individuos genuinamente motivados con desidentificarse del ego y reconectar con el ser esencial. Y su ámbito de acción es la consciencia y el despertar.

Una vez iniciamos nuestro viaje de autoconocimiento es importante que tengamos cuidado de no irnos al otro extremo: al ego espiritual. Más que nada porque entonces nuestro entorno social y familiar nos tachará de «hierbas». Y lo harán con toda la razón. El quid de la cuestión consiste en saber balancearnos en la zona gris para evitar caer en los extremos blanco y negro. Dicho esto, ¿qué significa ser un «hierbas»? Se trata de aquellos buscadores que al adentrarse en el camino espiritual se pasan de frenada. Sin venir a cuento, de pronto se ponen a hablar de viajes astrales, tarot, registros akáshicos, cuencos tibetanos o astrología delante de personas a quienes no les interesa ni tampoco les han preguntado. Su egocentrismo espiritual provoca que enseguida se conviertan en el centro de atención y mofa del resto de interlocutores.

Y dado que estamos inmersos en un choque de paradigmas sin precedentes en la historia de la humanidad, no le hacen ningún favor al despertar de la consciencia. Esencialmente porque los pseudoescépticos y cientificistas meten en el mismo saco todo aquello que desprende un aroma a incienso, incluyendo el autoconocimiento y el desarrollo espiritual. Y es que a menos que hayamos tenido conscientemente alguna experiencia mística es imposible comprehender la vivencias íntimas y subjetivas de otros.

Extracto del nuevo libro
 “Las casualidades no existen. Espiritualidad para escépticos”
que se publica el 21 de octubre 2021,
 disponible en preventa a través de Amazon y el resto de librerías virtuales.


miércoles, 25 de agosto de 2021

"Cuando Me Amé de Verdad"



Cuando me amé de verdad, 
pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, 
no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. 
Hoy sé que eso es AUTENTICIDAD.

Cuando me amé de verdad, 
dejé de desear que mi vida fuera diferente, 
y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento.
 Hoy sé que eso se llama MADUREZ.

Cuando me amé de verdad, 
comencé a comprender por qué es ofensivo 
tratar de forzar una situación o a una persona, 
solo para alcanzar aquello que deseo, 
aún sabiendo que no es el momento o que la persona
 (tal vez yo mismo) no está preparada. 
Hoy sé que el nombre de eso es RESPETO.

Cuando me amé de verdad,  
comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: 
personas y situaciones, 
todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. 
Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. 
Hoy sé que se llama AMOR HACIA UNO MISMO.

Cuando me amé de verdad, 
dejé de preocuparme por no tener tiempo libre 
y desistí de hacer grandes planes, 
abandoné los mega-proyectos de futuro. 
Hoy hago lo que encuentro correcto, 
lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. 
Hoy sé, que eso es SIMPLICIDAD.

Cuando me amé de verdad, 
desistí de querer tener siempre la razón y,
 con eso, erré muchas menos veces. 
Así descubrí la HUMILDAD.

Cuando me amé de verdad, 
desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro.  
Ahora, me mantengo en el presente,  
que es donde la vida acontece. 
Hoy vivo un día a la vez.
Y eso se llama PLENITUD.

Cuando me amé de verdad,
 comprendí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. 
Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, 
es una valiosa aliada. 
Y esto es ¡SABER VIVIR!

No debemos tener miedo de cuestionarnos… 
Hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas.

Imagen de aminoapps.com

"Personas Que Caen Bien".



Hay personas que no sabemos por qué, pero de entrada nos caen mejor que otras. No me refiero a nuestros amigos, sino a esas personas que acabamos de conocer o conocemos poco y que sencillamente, nos caen bien.

Hay una serie de rasgos que facilitan las relaciones sociales. Estos rasgos nos hacen caer mejor cuanto más naturales y nuestros son. Las personas que caen bien lo tienen más fácil para entrar en un grupo nuevo, hacer nuevos amigos o disfrutar de las relaciones personales. y la entrada en un grupo. Algunas de estas características son:

🙃 Sonreír

🙃 La simpatía.

🙃 El sentido del humor.

🙃 La amabilidad.

🙃 La discreción.

🙃 La capacidad de escucha.

🙃 El optimismo.

🙃 Los parecidos.

🙃 La interpretación de “buena gente”.

🙃 Que recuerden tu nombre.


viernes, 20 de agosto de 2021

"Sahumaré ... ".


Sahumaré tus brazos 
por debajo y por arriba
 para que tengas tus alas libres para volar.

Sahumaré tu coronilla 
para limpiar las viejas memorias
 que te llevan a repetir lo mismo y te conectes con bendiciones del Mundo de Arriba.

Sahumaré tu frente 
para espantar los pensamientos que nublan tu Visión, 
tus ojos para que puedas ver lo que aún no observas 
y tus oídos para que escuches el llamado de tu Alma.

Sahumaré tu garganta 
para soltar el nudo que no te deja hablar 
y conectar tu mente con tu Corazón.

Sahumaré tu Corazón 
para espantar el miedo, 
para que se vaya bien lejos donde no te pueda hallar, 
y se abra a recibir el amor verdadero.

Sahumaré tu plexo solar 
para que se apague el fuego del infierno que llevas dentro
 y puedas saborear el placer de la calma.

Sahumaré con Fuego tu bajo vientre 
para que se quemen los apegos, 
los amores que no fueron, 
los sueños que no nacieron y los hijos que no llegaron, 
para que se enciendan tus ganas de sentir, crear y empezar de nuevo.

Sahumaré con fuerza tu sexo, 
que es la puerta de entrada para quitar la basura que recogiste 
de tanto intentar amarte y amar.

Sahumaré tus pies 
para limpiar las huellas viejas 
y puedas dar pasos nuevos,
 abriré el camino con esta medicina para que el nuevo destino se manifieste ante ti.

Sahumaré tu nuca 
allí donde se esconde lo que te acecha.

Sahumaré tu espalda 
quitando el peso del pasado
 y la historia desempoderada que cargas.

Te pido que te des vuelta y pongas tus manos en forma de cuenco.

Sahumaré tus manos 
para quitarle el daño y las amarras que tengan
y estén bendecidas para dar y recibir.


Autor del texto: Desconocido/a.



"Falsa Espiritualidad".



Si soy espiritual no puedo estar nervioso/a.

-No puedo ser vulnerable.
-No puedo estar triste.
-Tengo que tener fe y confianza.
-Tengo que mantenerme positivo. 

La perfección impuesta, es la mayor falacia que vendieron a los espirituales o a aquellos que pretenden serlo. No eres espiritual por simular ser perfecto y nunca molestarte por nada.

Si tu momento lo exige:

-Debes ir a tus infiernos.
-Enfrentar y abrazar tus demonios (pensamientos y emociones negativas/tóxicas).
-Permitir tu sombra, manifestarse, sin que dañe a los demás en esa manifestación, pero sin que te perjudique por intentar negarla.
-Reunirte con tus miedos, reconocerlos uno a uno en profundidad y atravesarlos cambiando esas creencias o traumas que se implantaron cuando eras un niño/a y no eras consciente de nada.
-Encontrarte con tu dolor, describirlo con lujo de detalle a nivel emocional y exteriorizarlo, escribiendo, llorando, gritando, descargándolo de tu cuerpo con la técnica de liberación que conozcas. 

Acepta tu lado vulnerable. Tu cansancio. Tu apatía. Tu desánimo.
 Tus frustraciones e impotencia...

Quieres aumentar tu luz?

Primero ve a conocer tu sombra.

Hasta que no hagas las paces, con todo lo que eres, no te conocerás.
Pero si te conoces, lo podrás transformar...

 Y podrás elegir lo que quieres Ser.


Fuente: vibramoss
Edición: Yo.

martes, 17 de agosto de 2021

"Clima Cósmico del 16 al 22 de agosto 2021". Por Margit Glassel.


La semana empieza con la Luna creciente en Sagitario
 inundándonos de fuego y aventura.

Venus estará en Libra desde el 16 de agosto hasta el 10 de septiembre. Después de su tránsito por el meticuloso Virgo, nos podemos sintonizar con sus vibraciones apaciguadoras. El Equilibrio es su receta secreta para todo. La dosis justa, ni más ni menos, creará la paz anhelada. Desde las frías alturas del aire, Venus en Libra calma las almas agitadas y nos entrega la llave de la diplomacia y de los buenos modales. Oculta bajo capas de sofisticación se esconde una excelente estratega. Su hermana Lilith con un trígono sinérgico desde el ingenioso Géminis le susurra hechizos abismales por si le hacen falta.

Mercurio y Marte en conjunción en Virgo usan las armas afiladas del verbo para diseccionar, fragmentar y perfeccionar lo que ha quedado por el camino no resuelto.

Urano se estaciona retrogrado el viernes, intensificando lo que toca con violentas tormentas de cambio antes de desaparecer en sus cuevas del desierto aletargándose poco a poco y olvidándose del fuego.

El domingo a las 14:02h (8:02 en Chile), se opone la Luna a 29º37 de Acuario, el último grado posible, al Sol en Leo ofreciéndonos una segunda oportunidad, una segunda Luna Llena en Acuario para aquellos cambios que hace un mes no tuvimos el coraje. Ruge bajo la luz de esta Luna Llena y dile al mundo lo que necesitas para ser feliz…antes de que el Sol se adentra en Virgo el domingo por la noche.

© Margit Glassel
Para info sobre sus consultas 

viernes, 13 de agosto de 2021

"Déjate en Paz". Por Borja Vilaseca.

 ¿Cómo te tratas a ti mismo?
¿Te juzgas?
¿Te infravaloras?
¿Te preocupas?

Si sueles sentir rabia, tristeza o ansiedad
es que todavía estás en guerra.

La «distorsión» de tu verdadera esencia,
la «autoexigencia»

y el «maltrato mental» son un déficit de «autoestima».

borjavilaseca.com
Imagen de trabajarporelmundo.org

"¿Turista o Viajero?". Por Borja Vilaseca.



Viajar puede realizarse de dos formas distintas: como un turista más -que es como lo hace la gran mayoría- o como un verdadero viajero. Las diferencias son muy claras: los turistas tienen miedo y son algo perezosos. Por eso buscan confort y seguridad. Los viajeros, por su parte, son valientes y cuentan con iniciativa. De ahí que quieran aventura y libertad. Los turistas hacen turismo. Les gusta seguir un tour preestablecido. Siguen una agenda cerrada, totalmente planificada. Saben en todo momento qué lugares van a visitar. Y no se alejan demasiado del guía.
Los viajeros, en cambio, crean su propia ruta y siguen su propia senda. Para ello, cuentan con un mapa y una brújula propios. Al improvisar y fluir sobre la marcha, en demasiadas ocasiones terminan perdiéndose por sitios que ni siquiera sabían que existían, lo cual hace que su viaje sea mucho más auténtico y excitante. Esta es la razón por la que los turistas nunca saben dónde han estado, mientras que los viajeros nunca saben dónde están yendo. La gran diferencia es que los turistas vuelven a casa igual que como se fueron, mientras que los viajeros regresan transformados. Exactamente lo mismo sucede con el viaje del autoconocimiento. Los turistas espirituales lo quieren todo fácil y masticado. Se quedan anclados en la teoría. Nunca salen de su zona de comodidad intelectual. Principalmente porque no están dispuestos a cuestionar sus creencias, desidentificarse del ego ni sentir el dolor reprimido que anida en su interior. En otras palabras, no quieren entrar en el barro, pues no les gusta ensuciarse ni mancharse las manos. Puede que miren hacia dentro, pero apenas se quedan en la superficie. Los viajeros espirituales, por otro lado, están motivados con adentrarse hasta el fondo de la madriguera. Agradecen el apoyo de un guía, pero no temen tener que hacerlo solos. Están comprometidos con meterse en el fango para empezar a poner luz en sus sombras más oscuras. Y abiertos a confrontar su ignorancia, removiendo pilares muy profundos de su psique. En caso de aparecer el dolor, lo acogen y lo abrazan con cariño, pues saben que forma parte de su proceso de sanación y transformación. Y tú, ¿cómo estás viajando hacia el interior? ¿Cómo turista o como viajero?
Fragmento del libro
"Las casualidades no existen. Espiritualidad para escépticos",
que se publica en España, EEUU, Colombia, Argentina, México, Perú,
Chile y Uruguay a partir del próximo 21 de octubre,2021.

"Deja de Seguir al Rebaño". Por Borja Vilaseca.

 

Quítate la venda de los ojos. Despierta de una vez. Deja de creer en la versión oficial. No leas periódicos ni veas las noticias de la televisión. Sé muy escéptico con los miedos de desinformación. No te quejes ni protestes más. No esperes pescado por parte del Estado. Y aprende a pescar.

A su vez, no parchees más tu vacío y tu sufrimiento. No tengas miedo de tocar fondo. Atrévete a sumergirte en la noche oscura del alma. Cuestiona tus creencias y tu forma de pensar. Y nunca dejes de hacerlo. Resetéate. Conócete a ti mismo. Ámate. Sánate. Abre tu mente. Reprograma tu subconsciente. Transfórmate. Empodérate. Cree en ti mismo. Toma las riendas de tu vida. Invierte en ti mismo. Fórmate. Reinvéntate. Deja de querer cambiar el mundo y empieza a ser tú el cambio que quieres ver en él.

No olvides que los grandes cambios siempre vienen acompañados de una fuerte sacudida. Afróntalos con aceptación, serenidad y resiliencia. Suelta el control. Ríndete. Acepta la realidad tal como es. Deja de perturbarte a ti mismo. Aprende a ser feliz con lo que tienes. Confía en la vida. No es el fin del mundo. Es el inicio de uno nuevo. Forma parte de él. Y por favor, mantén viva tu curiosidad. Estás a punto de descubrir una nueva y mejorada versión de ti mismo que antes desconocías.

viernes, 6 de agosto de 2021

"El Quantum". Por Joe Dispenza.



El quantum es una realidad multidimensional que existe más allá de tus sentidos, en un reino donde no hay cuerpo, nadie, ninguna cosa, ningún lugar y ningún tiempo. Por lo tanto, para entrar en ese dominio y crear desde ese paradigma, tendrás que olvidarte de tu cuerpo. Tendrás que alejar tu conciencia de tu entorno externo, de todas aquellas cosas con las que te identificas en tu vida. Y tendrás que perder la noción del tiempo lineal. Es decir, en el momento en que estés observando intencionadamente una posible experiencia futura, tendrás que estar tan presente que tu mente ya no vacile entre los recuerdos del pasado y las expectativas de un futuro.

No es irónico que para influir en tu realidad (entorno), sanar tu cuerpo o cambiar algún acontecimiento de tu futuro (tiempo), tengas que desprenderte por completo de tu mundo externo (ninguna cosa), tengas que liberar tu conciencia de tu cuerpo (ningún cuerpo), tengas que perder la noción del tiempo (ningún tiempo). En efecto, tienes que convertirte en conciencia pura. Si lo haces, tendrás dominio sobre el entorno, tu cuerpo y el tiempo, a los que cariñosamente llamo los Tres Grandes. Y como el mundo subatómico del campo está hecho puramente de conciencia, no puedes entrar de otra manera que no sea a través de la conciencia pura. No puedes atravesar la puerta del campo cuántico como un "alguien"; debes entrar como un "nadie".

Tu cerebro tiene la capacidad innata de aprovechar esta habilidad. Cuando entiendas que estás totalmente equipado para hacer todo esto, dejar este mundo atrás y entrar en una nueva realidad más allá del espacio y el tiempo, te sentirás naturalmente inspirado para aplicarlo en tu vida. ¿Estás preparado para cruzar la puerta?.